ESPALDA DOLORES DE… PARTE CENTRAL DE LA ESPALDA (12 vértebras dorsales, segunda parte D7 a D12).

img_8675

ESPALDA DOLORES DE… PARTE CENTRAL DE LA ESPALDA (12 vértebras dorsales, segunda parte D7 a D12)

dolor-espalda

Continuo esta semana con las 5 vertebras restantes que conforman la espalda media llamadas “Vertebras Torácicas o Vertebras Dorsales”. Una vez conjuntada esta información con la de la semana pasada te podrás dar una idea bastante clara de lo importante que son las emociones en el bienestar y alineamiento de las vertebras, y su respectiva conexión con todos los órganos.

Te sugiero imprimir todos los artículos que voy publicando de la espalda para que tengas la información organizada para su fácil consulta.

Así que aquí te dejo la conclusión de la espalda media y en otro articulo separado compartiré la ultima parte relacionada a la espalda baja.

Continuación:

D7 = la séptima vértebra dorsal D7 es una trabajadora de trabajos forzados.

Si en mi vida, me empujo al límite en las cosas que debo hacer, sin escuchar mi cuerpo cuando necesita descansar o relajarse, D7 va a echar un grito de socorro.

Es posible que así quiera olvidar o huir a alguien o una situación cualquiera. Puede que quiera olvidar mis problemas financieros, afectivos, etc.

Parándome, es muy posible que afloren el desánimo y la insatisfacción frente a mi vida, cosa que no quiero.

Acumulo mucha ira y agresividad: todo ruge adentro mío porque “la vida no tiene nada bueno para ofrecerme”.

Me obstino, incluso me bloqueo sobre ciertas ideas que me obsesionan. Obsesión es la palabra adecuada para esta vertebra. El Bazo/ páncreas para la medicina china es el que está implicado.

Debo aprender a apreciar lo que tengo y lo que soy y ver toda la abundancia que es presente en mi vida. Tengo el derecho de tomar tiempo para mí, tengo el derecho de vivir emociones en vez de dejarlas hervir adentro de mi. Me concedo el derecho de vivir mi pena, mi decepción, mis miedos porque es así como podré aceptarlos y transformarlos en eventos positivos.

Puedo hacer mi limpieza interior y dejar que D7 funcione normalmente.

Es así como los males que acompañan frecuentemente una D7 en mal estado y que tocan frecuentemente el páncreas y el duodeno podrán también irse.

D8 y D9 = las octava y novena vértebra dorsal D8 y D9 que encuentro a la altura del diafragma y que están estrechamente vinculadas, se parecen en todo. Por esto, se tratan juntas.

Se afectan principalmente cuando vivo inseguridad debido a un miedo que tengo de perder el control en una situación o con una persona.

Me siento más seguro de mí cuando dirijo perfectamente todos los aspectos de mi vida, cuando orquesto perfectamente cualquier situación para saber exactamente qué debo esperar.

Me escondo en mi burbuja de cristal, sin hacerme preguntas ni hacer esfuerzos para cambiar lo que sea en mi vida. Vivo todas mis emociones “para dentro”.

Pero este “supuesto equilibrio” está trastornado D8 y D9, las cuales asustadas reaccionan fuertemente, acurrucándose de miedo. La desesperación puede tener lugar y tengo el mal de vivir.

Tengo dificultad en ver la luz al final del túnel. Puedo sentir desprecio por la vida y me dirijo hacía un abismo que sólo puedo vencer generando confianza en la vida y dejando ir el control que ejerzo. Porque es soltando cuando gano el dominio de mi vida.

Tomo nota que una D8 lastimada puede acompañarse de dolores del diafragma y el bazo (incluyendo los trastornos de la sangre) mientras que D9 en mal estado estará acompañada de alergia o de un mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales o de urticaria.

D10 = Cuando la décima vértebra dorsal D10 está afectada, esto suele reflejar una profunda inseguridad frente a la cual me siento sin armas, sin recursos. Mi confianza está en su nivel más bajo y necesito “un pequeño tónico” para ayudarme a darme más valor y a olvidar mis preocupaciones.

Frecuentemente, esto puede ser un consumo más grande de alcohol o de droga que de costumbre que me dará “un pequeño estímulo”. Sin embargo, cuando vuelvo a mi estado normal, las inseguridades aún están presentes y mi vida se oscurece porque sólo veo el lado negativo de las cosas. La falta de Riñón para la medicina china aquí tiene su repercusión.

Lo veo todo en negro, rechazando la vida, compadeciéndome de mi mismo. Estoy preocupado por pequeñeces y me enfado sin ser capaz de manifestarlo sin embargo, lo cual afecta mi sensibilidad que vuelve a flor de piel y que hace que me irrite por futilidades. (El hígado se aloca por falta de riñón dirían los chinos).

Una D10 en mal estado se acompaña frecuentemente de dolores en los riñones, reconocidos como la sede del miedo.

Aprendo a generar confianza y aprendo a ver la belleza alrededor mío y la que existe dentro mío. Tengo el valor de pedir ayuda.

D11 = las anomalías en la onceava vértebra dorsal D11 se hallan también cuando mi sistema nervioso tiene dificultad en funcionar.

Mi gran sensibilidad a todos los niveles hace que D11 se deforme porque también deformo la realidad para sufrir menos.

Pero esto sólo puede durar cierto tiempo y debo tarde o temprano enfrentar la realidad. En ese momento, una tensión interior se habrá instalado, y tendré dificultad en transigir con ella.

Esto puede volverse tan insoportable que incluso puedo tener ideas de suicidio ya que vivo en la incomprensión y que tengo miedo del porvenir porque me siento impotente en cambiar las cosas en mi vida. Me considero “víctima”, herido en mis sentimientos y no puedo orinar, que literalmente significa que no puedo soltar mis emociones.

Le doy mil vueltas a mis pensamientos negativos y hago pocos esfuerzos para sacarme de esta situación.

Debo aprender a moverme e ir hacía delante en vez de estancarme en un estado de ser comatoso y complacerme en la pasividad. Empiezo a creer también que es posible cambiar cosas en mi vida pero que debo estar listo para invertir esfuerzos y pedir ayuda.

Las dolencias en la D11 se acompañan frecuentemente de dolores en los riñones así como de enfermedades de piel (eczema, acné, etc.).

D12 = la doceava vértebra dorsal D12 está afectada sobre todo cuando vivo en un lugar cerrado.

Tengo tendencia a criticar, juzgar, saltar fácilmente a conclusiones, no porque haya comprobado sino solamente porque mis observaciones pueden darme falsas impresiones y que las interpreto a mi modo.

Esto me lleva a vivir mucha ira que me “quema interiormente”. Mi trabajo mental es muy activo. Mi sensibilidad está “a flor de piel”. Me construyo castillos de arena. Me invento todo tipo de escenarios. Ya que tengo dificultad en transigir con mi entorno, vivo mucha inseguridad.

Puedo entretener ideas mórbidas, ya incapaz de absorber lo que sea de lo que veo, siento o percibo y envidiando lo que tienen los demás.

Una afección en el nivel de la D12 se acompaña frecuentemente de males intestinales, dolores en las articulaciones, una circulación linfática deficiente y así a veces afecciones en las trompas de Falopio.

Aprendo a comunicar, a ir a comprobar con las personas relacionadas para eliminar la duda y la inseguridad que me habitan. Así veo más claro en mi vida y se establece en mí la calma.

“Tanto es así que los dolores en medio de la espalda son la señal clara de una relación difícil con la vida y las situaciones de mi existencia”.

Esta región de la espalda corresponde también al movimiento de exteriorización de la energía de vivir que fluye por mí. Esto significa que en período de madurez interior (cuando adquiero experiencia), varias cualidades divinas tales como la confianza, el amor, el desapego (es decir el libre albedrío) sobre todo en el plano afectivo están puestas a prueba.

Mis dolores de espalda e incluso la espalda curvada pueden significar diversas cosas: culpabilidad en unas situaciones en que no me he de sentir culpable, amargura o una débil confianza en mí vinculada a una vida que siento muy pesada por llevar.

Puedo tener la sensación de que “están siempre pegados a mi espalda”.

Si tengo dolor de espalda, esto denota un gran sentimiento de impotencia, frente a una situación presente difícil de tratar y en la cual necesitaría ayuda.

La desesperación puede aparecer porque no me siento bastante apoyado en el plano afectivo y padezco también inseguridad.

Tengo tendencia a retener mis emociones y vivo mucho en el pasado. Me quedo vinculado a dicho pasado. Me siento inestable y ansioso. El objetivo por alcanzar reside en una expresión más activa de la energía divina.

Necesito ser transparente en todo, conmigo mismo y los demás, dejando de transportar sentimientos de un pasado cojo para dar paso a un aquí y abajo tranquilo y sereno.

Necesito ayuda y ánimo, conectarme con mi ser interior que vela sin cesar sobre mí. Mi cuerpo me da señales importantes.

No hay vergüenza ninguna en pedir ayuda. Al contrario, es un signo de inteligencia ya que esta ayuda me permite ir hacía delante. Veo importancia en mi propia identidad y soy prudente con mi ego y mis miedos.

Aprendo a comunicar con mi ser interior por la meditación y la contemplación; con él hallaré muchas soluciones y respuestas.

Punto importantísimo para erradicar los dolores de espalda es estar conectado con mi ser interior, es elegir vivir mejor las situaciones de la vida.

Con esta información concluyo lo referente a la espalda Media. En un próximo articulo compartiré  los significados relacionados a la espalda baja.

Entre tanto te invito a reflexionar que emociones atoradas están fabricándote ese dolor de espalda y te empodero a soltar lo que no te sirve para avanzar.

Querido amigo, Suelta!!!!……ojalá que estas notas te sean de mucha utilidad.

Con el corazón en servicio

sin-tc3adtulo

Francia Anunaya.

Este escrito es el resultado de la investigacion de material variado como EL GRAN DICCIONARIO DE LAS DOLENCIAS Y ENFERMEDADES… Por Luis Hdez. “El Código de Sanación Emocional ” C.S.E.® Master and Founder. “la enfermedad como camino”, “Tu puedes sanar tu vida” y apuntes personales de mi formación médica.


por Francia Gonzalez

Deja un comentario