Posts Tagged ‘test muscular’

TEST MUSCULAR…KINESIOLOGIA

TEST MUSCULAR…KINESIOLOGIA

En el artículo de la semana pasada hice mención de dos métodos para empezar a comunicarte con tu ser, uno es la kinesiología y otro la radiestesia…en esta ocasión te hablaré de la kinesiología y te daré dos ejemplos de su técnica.

¿QUE ES LA KINESIOLOGIA?

Kinesiología es hoy en día uno de los métodos de salud que más se aplica en el campo de la interacción denominada “cuerpo-mente-espíritu”.

La palabra significa ciencia del movimiento, lo cual es una definición que aclara solo de forma parcial la realidad con la que se aplica  la Kinesiología actualmente.

La Kinesiología de hoy utiliza el test muscular y el lenguaje corporal como referencias para mejorar, integrar y relacionar aspectos físicos, nutricionales, emocionales, mentales y energéticos del individuo.

En la actualidad existen en el mundo múltiples versiones, aplicaciones y diferentes procesos del test muscular.

Con frecuencia reciben diferentes nombres y a veces es difícil identificar los vínculos comunes que forman la Kinesiología original y las nuevas aportaciones.

Uno de los rasgos característicos de la Kinesiología es la utilización del “test muscular cualitativo”. Este test valora la calidad de la contracción o inhibición muscular, en lugar de la propia fuerza que el músculo es capaz de manifestar.

Dadas las conexiones entre los músculos y el sistema nervioso con todo el resto de sistemas del cuerpo y tomando en cuenta que la persona es una unidad completa, el test muscular cualitativo valora la calidad de la reacción, a través del músculo como indicador, a diferentes estímulos, situaciones, contextos y memorias.

Utilizando el test como mecanismo “biocomunicativo”, la Kinesiología es un sistema que intenta mejorar y optimizar las funciones del ser humano.

La Kinesiología desde sus orígenes se ha interesado por la integridad del cuerpo-mente-espíritu (energía).

El test consiste en evaluar cada músculo para ver el nivel de estrés, consciente e inconsciente, que almacena el sistema “psicofísico”, sobre un tema determinado.  Un músculo responde de diferente forma en una situación que genera estrés que en una que sabemos cómo manejar.

Por ejemplo, un caso evidente es una situación de miedo, peligro o un simple susto, donde el corazón aumenta sus latidos y la respiración se desestabiliza notablemente.

Los músculos son los que nos permiten la relación con el medio que nos rodea, y casi toda función básica como la respiración, digestión, circulación sanguínea, el ver, escuchar o comunicarnos, etc. se produce gracias a los músculos y sus interacciones. Obviamente cualquier estrés afectará al funcionamiento muscular.

EL TEST MUSCULAR

Para comprobar el estado de un músculo determinado, el terapeuta utiliza el test, solicita a la persona que contraiga el músculo o que aplique resistencia conscientemente, apareciendo una respuesta muscular. En condiciones de equilibrio, la respuesta es un músculo que se mantiene y que tiene cierta fuerza.

El test permite aislar al músculo y descubrir, más que su salud física, si tiene una buena comunicación linfática, neurológica, energética, etc. Nuestra capacidad de absorción del estrés se refleja en los músculos.

Uno de los sistemas utilizados es el del músculo indicador, que consiste en poner en contacto al músculo al cual realizamos el test, con varios desequilibrios mediante preguntas precisas que deseemos averiguar, y observar las reacciones. El músculo indicador informa del estrés frente a cualquier cosa que se le asocie.

Nunca pretendemos elaborar métodos diagnósticos con el test, simplemente es un medio de confirmación energética.

El test en ningún caso es una demostración de fuerza ni una competición, es una colaboración. Todo el test se realiza con la misma presión. La persona debe estar en una posición que permita estar libre de compensaciones posturales y libre de ayudas de otros músculos. El test es completamente indoloro.  De lo que se trata es de valorar la “calidad” de la respuesta.

Mediante el test muscular, se puede elaborar un mapa bastante preciso del sistema de compensaciones y el test muestra también como recuperar de forma armónica el equilibrio. Siempre refiriéndonos a una persona en particular en un momento concreto.

Otro tipo de test es el denominado test de precisión y protocolo, que permite un salto cualitativo en el trabajo de investigación. Este trabajo se hace por medio de protocolos ya establecidos con preguntas claves para saber con toda seguridad si es prioritario atender al cuerpo consciente, inconsciente, cuerpo físico o memoria celular.

A veces es necesario, y entonces el test lo facilita, entrar en contacto con información olvidada. Cuando hacemos esto nos damos cuenta de que en nuestra vida las decisiones (conscientes, inconscientes y corporales) muy pocas veces son fruto de nuestra propia y verdadera elección. Al adquirir conciencia, recuperamos nuestra capacidad de decisión, así podemos dirigir nuestra propia vida. La experiencia nos hace ver lo que es factible, y lo que sucede en todos nuestros niveles: cuerpo, mente y energía.

La Kinesiología permite trabajar con nosotros mismos integralmente y nos muestra las vías de información preferentes que necesitamos para mejorar y evolucionar.

Ahora sabemos que si la Kinesiología ha aparecido en estos tiempos es porque ahora es cuando se necesitan sistemas de comunicación con el cuerpo, la mente, nuestro sistema energético y todas nuestras memorias celulares.

Así como el cerebro tiene dos hemisferios y ambos son importantes, asimismo es importante la técnica y el aspecto humano, la comprensión y la experiencia personal pero, sobre todo, es importante la integración de todos los aspectos, ya que nuestras experiencias y la percepción e interpretación  de las mismas, invariablemente quedan escritas en el cuerpo.

Un músculo sometido a estrés pierde la posibilidad de una contracción equilibrada y es muy probable que o se inhiba en lugar de mantener la contracción, o el músculo se tense más, pudiendo tener dificultades para relajarse posteriormente.

Ahora bien, a continuación te mostraré dos ejercicios muy simples en los que puedes aprender a preguntarle a tu cuerpo cual es su condición, en donde se encuentran las debilidades y que partes o aspectos están fuertes.

El ejercicio lo puedes hacer solo o puedes trabajar en pareja siendo uno el que pregunta al cuerpo del otro.

TEST QUE MUESTRA FORTALEZA

TEST QUE MUESTRA DEBILIDAD

En ambos test mantén una postura cómoda y aplica cierta resistencia al músculo al que vas a preguntar, ya sea tu brazo (haciendo el ejercicio en pareja) o a tus dedos de la mano si lo vas a hacer tu solo tal como se muestra en las fotografías.

- Nota la diferencia cuando aplicas resistencia y cuando no lo haces.

- Ahora elabora una pregunta especifica, por ejemplo: este dolor de cabeza tiene un origen fisco, mental o energético? Recuerda preguntar uno a la vez ya que la respuesta solo puede ser binaria. Si o No…fuerte o débil…

- Si es algo físico ahora pregunta…viene de algo que comí? Y vuelve a hacer el test. Nota si tu respuesta te muestra debilidad o fortaleza nuevamente y así sucesivamente puedes “seguir la pista y encontrar tus respuestas”.

Al principio podrás pensar que es algo muy difícil y que lo que hace que tengas fuerza o debilidad muscular es tu predisposición a la respuesta, eso es correcto, es difícil ser neutral y simplemente dejar a la energía comunicarse, pero conforme lo vayas practicando verás que te resulta mas sencillo cada vez…

La única manera de aprender a utilizar el test muscular o la radiestesia que es el uso del péndulo, es practicando….así que te invito a empieces a utilizar esta técnica hasta que obtengas respuestas de una manera natural.


Con el corazón en servicio…

Francia Anunaya.